Nota de prensa | Óscar Jaenada, actor: “La ambición y la venganza manejaron la vida del padre de Luis Miguel” - Diario La Tercera, Sección Culto (Santiago de Chile, 25 de abril de 2018)



Óscar Jaenada, actor: “La ambición y la venganza manejaron la vida del padre de Luis Miguel”
Diario La Tercera, Sección Culto (Santiago de Chile, 25 de abril de 2018)
Por Cristina Cifuentes
(Link nota)




El español habla con Culto sobre su rol de progenitor y mánager del cantante en la serie de Netflix, en el personaje que más ha destacado desde su estreno el fin de semana.
No es difícil entender por qué la producción de Luis Miguel, la serie escogió a Óscar Jaenada para hacer del polémico padre del cantante, Luis Rey. Más allá de la obviedad de que ambos son españoles, el actor tiene un semblante duro y un carácter fuerte que lo hacen encajar naturalmente en el papel. Mientras explica su participación en la serie que Netflix estrena en Latinoamérica todos los domingos -desde el pasado día 22-, sus respuestas pueden pasar rápidamente desde lo extenso y apasionado, a lo seco y cortante, bordeando en lo molesto. Siempre en sus términos.
“De la vida de Luis Miguel no te puedo opinar nada, eso quizás te lo pueden decir los tres actores que lo interpretan. Yo sólo puedo hablar de Luis Rey”, lanza cuando se le cuestiona si su imagen del cantante protagónico, que en la serie interpreta el mexicano Diego Boneta, cambió en algo tras participar en esta producción. “De Luis Miguel sólo te puedo decir lo que cualquiera te diría; que me gusta su música”, continúa.
Esa misma personalidad, algo difícil para conversar, es lo que hace a Luis “Luisito” Rey uno de los puntos más interesantes y comentados de la serie. El padre de Luis Miguel fue su mánager y principal impulsor de su carrera hasta que tuvo la mayoría de edad, momento en el que decidió alejarse de su progenitor. La razón: más que orientar sus pasos, controlaba su vida, escogiendo cada detalle, cambiando contratos, impidiéndole ver a su novia de esos días y por sobre todo tomando poco en cuenta su palabra. Cada biografía del “Sol de México”, como esta serie, describen a Luis Rey como un personaje turbio, manipulador y oscuro. “La ambición y la venganza manejaron su vida”, explica Jaenada, conocido por hacer carrera tanto en España, Estados Unidos y México, destacando en este último al protagonizar la película Cantinflas, donde interpretó al comediante.
Jaenada estaba filmando en Canadá la nueva película de Doug Liman (Identidad desconocida) cuando recibió la oferta para volver a la televisión tras siete años. “Hacía mucho tiempo que no estaba en televisión. Acababa de filmar esta película, y mis planes eran volver a España a estar con los míos, pero cuando hablé con la producción, me di cuenta que en Luis Rey había un personaje muy interesante que me apetecía interpretar. Es de estos papeles que tiene tantas aristas, que además uno no sabe muy bien qué tanto de lo que se dice es real, que sentí que tenía un peso especial. Era un reto tomar todo lo que se conoce de este personaje, e intentar dilucidar qué pasó en su vida”, asegura.


Choque de culturas

La serie recorre distintas épocas, mostrando a Luis Miguel desde su era de ídolo juvenil hasta su carrera adulta. La constante en esos saltos temporales es la presencia de su implacable padre manejando su vida. Luis Rey nunca fue una figura en la que el artista pudiera buscar contención emocional. La madre del cantante, la italiana Marcela Basteri (Anna Favella) era la única que le entregaba un cariño fraternal a su hijo, pero ambos se distanciaron cuando el matrimonio se derrumbó. Años después, Basteri desaparecería, sin dar rastros hasta hoy. Un hecho en el que siempre se sospechó que Luis Rey, quien falleció en 1992, estuvo involucrado.
“El matrimonio de los padres de Luis Miguel es un choque cultural, y es algo que tratamos de trabajar con Anna (Favella) quien hace de Marcela”, dice Jaenada, agregando: “Luis Rey viene de Andalucía, y de una ciudad muy especial que es Cádiz, que es una zona con una cultura muy machista. Mientras que la de ella es siciliana, del sur de Italia, más liberal, y ambas culturas se juntan en México. Y eso es algo que los hizo tener muchos problemas, independiente que alguna vez se quisieran”.
Tanto Jaenada como el elenco tuvieron la oportunidad de conocer a Luis Miguel, pero el español cuenta que fue más que nada una reunión de cortesía, donde no se tocaron temas de su vida. “No lo consideré necesario, el hablar con él sobre esto (Luis Rey)”, dice, explicando que “hay varios libros biográficos de Luis Rey, así como archivos audiovisuales de la televisión española y videos de YouTube. Era mucho lo que se podía consultar. Revisé todas sus actuaciones y las apariciones públicas que hizo con su hijo. Eso, más las historias que me contaban conocidos, agentes y demás. Significó mucho tiempo de trabajo y sobre todo de investigación. Lo que tiene que hacer el actor es investigar lo más posible, desde qué desayunaba su personaje hasta qué era lo último que pensaba antes de quedarse dormido”.
Fiel a su estilo, Jaenada no muestra mucho interés en la recepción que vaya a tener su interpretación de un personaje como este. “No trabajo para la gente. Yo trabajo para el personaje y en eso intento ser como un pintor. Tengo un lienzo donde puedo hacer un cuadro, y si de ahí el espectador no lo aprecia o no lo entiende, bueno, no es cosa mía. El trabajo y la coherencia del papel siguen estando allí, lo entiendan o no”, afirma